Ricardo Jaimes Freyre



              El camino de los cisnes


                   Crespas olas adheridas a las crines 
                   de los ásperos corceles de los vientos; 
                   alumbradas por rojizos resplandores 
                   cuando en yunque de montañas su martillo bate el trueno. 

                   Crespas olas que las nubes oscurecen 
                   con sus cuerpos desgarrados y sangrientos, 
                   que se esfuman lentamente en los crepúsculos. 
                   Turbios ojos de la noche, circundados de misterio. 

                   Crespas olas que cobijan los amores 
                   de los monstruos espantables en su seno, 
                   cuando entona la gran voz de las borrascas 
                   su salvaje epitalamio como un himno gigantesco. 

                   Crespas olas que se arrojan a las playas 
                   coronadas por enormes ventisqueros, 
                   donde turban con sollozos convulsivos 
                   el silencio indiferente de la noche de los hielos. 

                   Crespas olas que la quilla despedaza 
                   bajo el rayo de los ojos del guerrero, 
                   que ilumina las entrañas palpitantes 
                   del Camino de los Cisnes para el Rey del Mar abierto.

                   ________________________________________________________



                   К списку авторов     В кают-компанию